Historia de A Creba

La historia de La isla de A Creba

Existe una popular leyenda galaica que cuenta la historia de Skatsha una sabia sacerdotisa que se escondía en las profundidades de una isla gallega desconocida comunicada con la civilización por medio de un puente mágico. Esta sabia mujer poseía los conocimientos para que los luchadores celtas jamás perdieran un combate.

Las virtudes de esta maestra del combate llegaron a oídas de Artai un valiente guerrero celta que cruzó tupidos bosques, caminó kilómetros de profundos valles y se enfrentó a bestias tan aterradoras como los perros de Urko para llegar hasta la isla desconocida.

El joven guerrero intentó cruzar el puente por medio de la fuerza bruta y fracasó, pero no perdió la esperanza y, midiendo sus fuerzas, se concentró para dar un paso maestro con el que por fín consiguió llegar a la fortaleza de Skatsha.

Vista la proeza de Artai, Skatsha alabó su inteligencia y lo admitió en la isla. El joven aprendió fácilmente todas las enseñanzas de la sabia guerrera.
La sacerdotisa al observar la rápida evolución de su alumno decidió hacerle un presente, una poderosa arma, el hacha infalible. Artai fue el primer discípulo que reunió todas las cualidades para poseerla y convertirse en el mejor luchador celta.

Cuando comenzamos el proyecto en Isla A Creba observamos dos curiosidades una de ellas era la unión de la isla a la costa de Esteiro por una estructura que asemejaba un puente antiguo. La otra la descubrimos en las profundidades de Creba ya que entre los conglomerados de piedras hallamos una roca muy particular debido a que albergaba un molde de una antigua hacha celta.

No tenemos la certeza de que A Creba fuese el escenario de esta leyenda, pero la isla comparte muchos aspectos que cazan con los detalles de esta historia celta y además, en ella, se puede sentir un aurea mágica envolvente.

A Creba Private Island antes

1960

A Creba Private Island antes

1980

A Creba Private Island

Hoy